Año 2015.

Tras 10 ediciones de este grandérrimo festival de arte urbano, Zaragoza cuenta con un buen número de obras de arte callejero repartidas por distintos barrios. Tanto es así que para poder realizar una visita guiada que abarcara el mayor número de murales posibles no había mejor modo de hacerlo que sobre dos ruedas.

Los coordinadores del festival nos encargaron el diseño del recorrido y la escolta de las visitas en bici y nosotros lo hicimos con mucho gusto, buena música y mejor compañía.

Otros proyectos